MUJERES AL PODER

LA COMUNIDAD VALENCIANA NECESITA EL TALENTO DE LAS MUJERES DEL PARTIDO POPULAR.

Hoy son las elecciones en la Comunidad Valenciana y parece claro que los únicos candidatos solventes lo tienen los Populares, en este caso candidatas.

Ciertamente la candidata del PP,  Isabel Bonig es una político de raza, llena de energía, que ha liderado con vitalidad y determinación al Partido Popular en un contexto nada sencillo, siendo precisamente la gestión de esta complicada coyuntura el mejor aval que aporta la candidata de la Vall, tiene mérito su labor.

No ha resultado sencillo el último lustro para la organización y la gestión de Isabel Bonig ha sido impecable revitalizando y rejuveneciendo al partido, ahora más femenino y renovado que nunca que ha hecho frente a la manipulación beligerante contra  su formación por parte del numerosos medios de comunicación hostiles.

La fuerte renovación del partido en los últimos años a llevado a las mujeres la poder, desde su líder Isabel Bonig (tan contundente como inteligente, talento y madera de líder total, derrocha garra  y conecta con la gente como nadie), pasando por Belén Hoyo (constacia, ilusión, aire fresco y rejuvenecedor que se agradece), Elena Bastidas (sensatez y experiencia), Eva Ortíz (Solvencia en momentos difíciles, responsabilidad ante la adversidad y valentía dando la cara, labor impagable), María José Ferrer San Segundo (eficacia resolutiva, formación, sabiduría y saber estar, todo un acierto aprovechar su experiencia), Beatriz Gascó (discurso con mucho nivel y categoría, es directo, cercano,  llega nítido,  muy bien argumentado, ha plantado cara al conseller de Educación y ha desmontado sus mentiras) hasta María José Catalá (elegante discurso, moderación y calidad, excelente candidata a la alcaldía, en Torrrente lo saben), Paula LLobet (de pefil más técnico, siempre a la vanguardia de la innovación, dilatada carrera en la administración, bien formada, con mucha experiencia en dirección de proyectos, gran profesional, merecido tercer puesto en la lista).

Equipo de mujeres que copan los primeros puestos las listas electorales y que suponen una apuesta adecuada y necesaria. Este volantazo femenino no es una cuestión de cuotas o de demagogia, se trata de un hecho natural y normal que lleva a personas absolutamente resolutivas arriba, donde deben estar las personas competentes y donde Isabel Bonig ha considerado con buen criterio que deben impulsar una nueva política que vuelva a revitalizar a la Comunidad Valenciana. Son las mejores y sobre ellas se deposita la confianza, se deposita la ilusión de un electorado fiel.